NUMEROSAS EXPLOTACIONES PORCINAS DE LA PROVINCIA SOLO PODRÁN DESTINAR SUS ANIMALES AL SACRIFICIO

304 de las 1.599 granjas existentes en la provincia están afectadas por la enfermedad de Aujeszky. 350 ganaderos asisten a unas jornadas técnicas sobre la erradicación de este virus que merma la producción.

Numerosas explotaciones porcinas de la provincia de Segovia, especialmente las comprendidas en las zona de mayor densidad ganadera, tendrán prohibida la comercialización en vivo de sus animales, que solo podrán enviar al matadero para su sacrificio.
Esta es una de las inminentes medidas que para combatir la enfermedad de Aujeszky fueron anunciadas ayer por los directores generales de Ganadería del Gobierno central, María Echevarría, y de la Junta de Castilla y León, Baudilio Fernández, en el transcurso de la jornada que bajo el título 'Una oportunidad de futuro en el sector industrial porcino' congregó en Segovia a 350 ganaderos de porcino de la provincia y la región.
La enfermedad de Aujeszky es un virus que afecta singularmente al sistema nervioso de los cerdos provocando abortos en las reproductoras y un engorde más lento de los destinados a cebo, lo que provoca más altos costes de producción a las explotaciones que las padecen.

Alta incidencia en Segovia
En el caso de Segovia, afecta al 19% de las 1.559 granjas que existen en toda la provincia, si bien lo hace con mayor virulencia en las comarcas ganaderas con mayor densidad de animales. Esto son los casos de las zonas de Carbonero el Mayor, donde su prevalencia alcanza al 49,68% de las granjas; Cuéllar, al 21%, y Santa María la Real de Nieva, al 12%, y que al superar el 10% de límite máximo establecido por el programa nacional de erradicación de la enfermedad se verán afectadas por la prohibición de comercializar sus animales para vivo, pudiendo sólo destinarlos al sacrificio.
Además, la alta incidencia del Aujeszky ha dejado a Segovia, como a Salamanca y Soria, fuera del conjunto de comunidades y provincias españolas -Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y Navarra y en Castilla y León las provincias de Zamora, Valladolid, Burgos, Palencia, Ávila y León- que, con una prevalencia inferior al 10%, podrán solicitar a la Unión Europea que reconozca que disponen de un programa específico de erradicación, lo que las dejará en mejor posición ante la previsible utilización de la enfermedad para el establecimiento de prohibiciones a la exportación de cerdos.

Medidas de choque
Organizadas por la Federación de Asociaciones de Porcino (Feaspor) y patrocinadas por Laboratorios Ovejero, las jornadas celebradas en Segovia -el miércoles para veterinarios y ayer para ganaderos- han abordado los aspectos técnicos de la lucha contra el Aujeszky que, según el director general de Ganadería de la Junta, pasan por un chequeo sistemático de las explotaciones, una campaña intensiva de vacunaciones -que no acaban con el virus pero evitan sus síntomas-, y una no reposición de cerdos, especialmente reproductoras, con animales afectados.
Baudilio Fernández afirmó que la erradicación de la enfermedad no es más compleja en las granjas de ciclo cerrado, las más numerosas en Segovia, siempre que los protocolos de actuación se cumplan con rigor.
En este sentido, la directora general de Ganadería del Ministerio, manifestó a los productores de porcino que son «los protagonistas de la transformación y el desarrollo del sector» y tuvo palabras de ánimo para afrontar la lucha contra el Aujeszky. «Un reto difícil pero asumible», según María Echevarría, que parte con dos importantes y positivas experiencias: su erradicación en otros países de Europa y el combate que libró a España en 1995 de la Peste Porcina Africana.

FUENTE:
EL NORTE DE CASTILLA
Súbelo a Google Plus

Uge

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 Personas han dejado sus comentarios:

Publicar un comentario