SEBÚLCOR

Sebúlcor es un municipio de la provincia de Segovia, en la Comunidad Autónoma de Castilla y León de España. Pertenece al partido judicial de Sepúlveda de cuya villa le separan aproximadamente 17 kilómetros, se encuentra situado en terreno llano regado por el rió San Juan y por el rió Duratón que cruza por el noreste del término.
Tiene una superficie de 27,71 km² y cuenta con alrededor de 298 habitantes estables, que se incrementan en época veraniega con la llegada de antiguos residentes que marcharon a otros lugares en busca de trabajo.  


Nuestra economía ha estado basada tradicionalmente en la agricultura, en la ganadería de explotación familiar, en la madera y en la resina. Como en muchos otros pueblos de la provincia estas actividades han ido decayendo paulatinamente. En la actualidad la explotación de ganado porcino constituye uno de los recursos más relevantes del pueblo.
Sin ninguna duda el mayor atractivo de Sebúlcor es el estar enclavado en su término el Parque Natural de las Hoces del río Duratón.


Celebramos el Patrocinio de San José el tercer domingo después de Pascua con misa, juego de pelota y baile. El 22 de Julio festejamos la Magdalena; en esta fiesta y para refrescar los cuerpos tras las tradicionales chuletas asadas a la vera del Duratón y regadas con los caldos de la zona, es costumbre terminar en el agua. El 29 de Septiembre llega la fiesta grande, San Miguel; cuatro días en los que además de las anteriores actividades se suceden pasacalles, concursos de bolos y otros juegos, culminando con una caldereta popular en las arboledas.
Sebúlcor tiene en la actualidad cuatro bares, tres de ellos con restaurante, dos casas rurales, un alojamiento rural, carnicería, tiendas de alimentación, tienda de antigüedades, alquiler de quads  y empresas dedicadas a ofrecer viajes en piragua y a caballo.
Los niños estudian desde el principio del curso 2002-03  en las nuevas escuelas que se han construido en Marinilla (la zona de los chalets).
También contamos con el nuevo local, cedido por el ayuntamiento a los mayores, donde estos se reúnen para realizar diversas actividades.


En la comarca se nos conoce como “los Brujos” debido a la existencia desde antiguo de curanderos y sanadores.
El Clima
Nuestro clima es mediterráneo frío. Los inviernos de la zona son unos periodos clasificables de crudos y largos, ya que suelen abarcar los meses comprendidos entre noviembre y marzo. La estación libre de heladas se extiende, tan solo, desde la segunda quincena de mayo hasta los primeros días de octubre. Por esto podemos hablar de la inexistencia, prácticamente, de estaciones intermedias entre el invierno y el verano. Al estío, lo podemos clasificar de moderadamente cálido porque la temperatura media de julio y agosto es de 22º, una cifra que no es propia de veranos cálidos y cuya relativa parca cuantía no en las temperaturas máximas diarias reducidas sino en las copiosas pérdidas térmicas nocturnas características de las áreas interiores.
Si abordamos ahora el tema de las precipitaciones, en julio y agosto se recogen de 10 a 20 mm. por mes, aridez que se atenúa en junio y septiembre. Sin embargo, a los tres meses de primavera y otoño cabe clasificarlos de lluviosos puesto que aportan, aproximadamente, la mitad del total anual de las precipitaciones y solo representan un cuarto de la duración del año. Así mismo, es correcto afirmar que el largo y frio invierno es lluvioso, dado que en él tiene lugar, al menos, la mitad de las precipitaciones anuales.
Topografía
Nuestro término comprende una zona sin grandes diferencias de altitud, oscilando entre las cotas de 900  y 1020 metros. Esta altitud aumenta según avanzamos hacia el este siendo la zona limítrofe con el Villar de Sobrepeña donde encontramos altitudes superiores a 1000 metros.
Respecto a la orografía, aunque no se encuentran grandes contrastes a nivel del estudio de las altitudes, si que se aprecian en la medición de las pendientes, con contrastes cada vez mayores según nos dirigimos a la zona del cañón del río Duratón, pasando de dos grados de pendiente hasta once.
Vegetación
Se puede considerar a la zona como un paisaje pinariego. Las masas de pinus pinaster y con menos importancia de p. pinea, se desarrollan sobre suelos de textura arenosa y el pinar a coadyuvado a fijar las dunas y mejorar los suelos por el aporte de materia orgánica. También hay que destacar las micorrizas, o asociaciones simbióticas, mediante las cuales ciertos hongos proporcionan al pino sustancias nitrogenadas y obtienen desde las raíces hidratos de carbono.


De ahí la profusión de hongos en el pinar. También cabe destacar la existencia de otras especies que se encuentran en esta zona como el quejigo, el rebollo, el enebro, además de otros arbustos del genero cistus y leguminosas papiloneáceas.
Además, como se ha señalado la existencia de ríos que atraviesan nuestro pueblo, hay que anotar la existencia de encantadores bosques de rivera, formados por sauces, fresnos, chopos,boneteros, etc.

Antiguamente existían varias  aldeas anejas a Sebúlcor:

-  San Miguel de Neguera: En un documento del año 1.076, por el que el rey Alfonso VI cede al abad Fortunio y al monasterio de Silos el lugar de San Frutos, se habla del "vado de Neguera". En el año 1.247 era una aldea diminuta que pagaba al obispado de Segovia tan solo dos maravedies. En el año 1.632 se desmembra esta parroquia de la del Salvador de Sepúlveda y queda incorporada a Sebúlcor. Por lo tanto, como ahora era un barrio de Sebúlcor, se nombra "El Varrio" en 1.759, con seis vecinos, y "Barrio de San Miguel de Neguera" en 1.826 con once vecinos y cincuenta habitantes. Desde esta fecha su número de habitantes fue disminuyendo hasta la actualidad en que se encuentra deshabitado y en ruinas. Esta situado al NE de Sebúlcor, junto a la carretera que une a este con Sepúlveda.


-  Neguera (Negruela) : Al parecer es la que en el año 1.247 se nombra "Sant Nicholas de Neguera", que era un pueblo pequeño, que pagaba siete maravedies. Estaba situado al NE de Sebúlcor, entre las carreteras que se dirigen al Villar de Sobrepeña y a Villaseca, a unos 200 m. de la bifurcación de ambas. Aun se ven algunas casa derruidas. Neguera deriva del latín "necaria" que significa necrópolis, a su vez del griego "nekros" que significa muerto.


-  Casa Blanca: Era otro barrio de San Miguel de Neguera. Se encuentra próximo a la confluencia de los ríos Duratón y San Juan. En 1.845 ya estaba despoblado.

- Hontanar: Se nombra "Fontanar" en un legajo de 1.437. En 1.587 era diminuto pero aun no despoblado. Es posible que desapareciera, como otras aldeas cercanas que también eran ribereñas del San Juan, como consecuencia de la peste del año 1.599.Estaba unos 100m. al E del camino de Aldeónsancho a San Miguel de Neguera. Hontanar deriva del latín "fontana acqua" que significa fuente de agua, en latín vulgar se abrevió en "fontana".



Para la realización de este apartado se han utilizado los libros "Estudio Geográfico de tres municipios de la Tierra de Pinares Segoviana" escrito por Santiago Sánchez Calvo y Ana J. Gómez Vertiz y "Significado de los nombres de los pueblos y despoblados de Segovia" escrito por Pedro Luis Siguero Llorente. Para cualquier problema con el copyright mándame un e-mail.

    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 Personas han dejado sus comentarios:

  1. hola! bonito resumen.
    no creo que reclamen dº de autor,les das a conocer sin duda,son buena compra de libros para regalar en cualquier momento,tranquilamente..como a la sombra de la arboleda.)
    slds lrsp

    ResponderEliminar