SEGOVIA DIFUNDE SUS BOLOS

El congreso internacional de este juego, celebrado en Santander, acogió una exhibición protagonizada por mujeres de Abades, San Pedro de Gaíllos, Fresno y Sebúlcor.

Una veintena de mujeres segovianas, procedentes de cuatro localidades de la provincia (Abades, San Pedro de Gaíllos, Fresno de Cantespino y Sebúlcor), han participado en el recientemente celebrado “Congreso Internacional de Bolos y Juegos Tradicionales”, que tuvo lugar en la ciudad de Santander. Las segovianas realizaron una exhibición en el complejo deportivo “La Albericia” de diferentes modalidades del juego de bolos que se practican en sus pueblos.
“Entre unas localidades y otras hay muchas diferencias, tanto de reglamento como de terminología, y hasta las piezas del juego no son iguales”, explica Arantza Rodrigo, del Centro de Interpretación del Folclore de San Pedro de Gaíllos. En su opinión, el pueblo segoviano que ha mantenido con mayor fuerza este juego es Abades. “Allí ha ido evolucionando con el paso de los años, un hecho lógico si se tiene en cuenta que en Abades esta diversión permanece muy viva; es una actividad habitual de las mujeres en su tiempo libre”, añade Rodrigo. Por el contrario, en los otros tres pueblos segovianos con representación en Santander, los bolos han ido perdiendo vigor, y ya únicamente se practican en días de fiesta o esporádicamente.
Generalmente, en Segovia se juega con diez bolos, de los que nueve son de igual tamaño y uno más pequeño (denominado miliche o boliche en Sebúlcor, bicha en Fresno y michi en San Pedro de Gaíllos). No obstante, en Abades las mujeres usan solo nueve piezas (ocho iguales y uno mayor, llamado miche o gerardo).

Uno de los mayores expertos en bolos, Fernando Maestro, director del Museo de Juegos Tradicionales de Campo (Huesca), ha descubierto que tanto en San Pedro de Gaíllos como en Sebúlcor el juego se inicia con un pasabolo (acción en la que se busca derribar los bolos y que, además, las piezas rebasen una línea), una modalidad que en otras regiones de España únicamente practican hombres. “Esa exclusividad en el modo de jugar convierte a la modalidad en algo único, en un tesoro patrimonial a preservar”, señala Maestro.
Precisamente fue este último etnógrafo el que insistió para que el grupo de segovianas acudiera a la capital cántabra a mostrar sus diferentes juegos. El “Congreso Internacional de Bolos y Juegos Tradicionales”, que ha sido financiado parcialmente por la Unión Europea, pretendía la conservación y la difusión de este deporte, buscando el establecimiento de vínculos entre los diferentes pueblos europeos que lo incluyen en su tradición cultural.
Además de exhibiciones, en el reciente congreso de Santander se han presentado ponencias sobre la contribución educativa de los juegos tradicionales, así como un inventario de los mismos realizado en quince regiones de siete países europeos. Entre esas regiones está Castilla y León, en cuyo trabajo de campo ha participado el propio Maestro, que ha catalogado numerosos juegos tradicionales en el nordeste de la provincia de Segovia.

FUENTE:
EL ADELANTADO DE SEGOVIA
Súbelo a Google Plus

Uge

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 Personas han dejado sus comentarios:

Publicar un comentario