RETABLO DEL MAESTRO DE SANTA MARÍA DE LA HOZ

retablo

De nuevo, navegando por internet, encuentro algo de Sebúlcor que me llama la atención, se trata del retablo del Maestro de Santa María de la Hoz que hoy se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional y que en su día estuvo colgado de las paredes de nuestro Convento de la Hoz. 

En la ficha del museo se puede leer: 
Clasificación Genérica: Pintura
Objeto/Documento: Tabla
Tipología/Estado: Tríptico
Materia/Soporte: Madera
Técnica: Policromado
Dimensiones: Altura = 114 cm; Anchura = 37,50 cm; Grosor = 5,70 cm
Descripción: Tres tablas que formaron parte de un retablo presidido por una copia de la Virgen con el Niño, cuyo original se venera en Santa María del Popolo, de Roma. Al lado izquierdo se hallaba la Magdalena y al derecho San Juan Bautista. Cerraba el tríptico la Anunciación, cuyas dos tablas están montadas actualmente con la Magdalena en el centro. Estaba en origen en la capilla funeraria del ancargante, D. Esteban de la Hoz
Iconografia: Anunciación; María Magdalena; Juan Bautista, San
Inscripciones/Leyendas: Esta Ymagen de Tra Señora Enbio De Roma El Señor Protonotario Don Esteban de La Hoz Que Sancta Gloria Aya
Datación: 1476=1500 (S. XV Ultimo cuarto)
Contexto Cultural/Estilo: Baja Edad Media, Reinos hispanocristianos, Gótico
Lugar de Procedencia: Monasterio de Santa María de la Hoz, Sebúlcor (Sepúlveda (comarca), Segovia)
Lugar Específico/Yacimiento: Monasterio de Santa María de la Hoz
Historia del Objeto: Posiblemente vendida en la desamortización de Mendizabal de 1835. Paso a una colección privada en París, 1980. Adquirida a la Casa Caylus de Madrid. Exposiciones: Segovia 1492: Entre dos siglos, Caja de Segovia, 1992; Del Gótico al Neoclasicismo, Caja Salamanca y Soria, Abril, 1995
Catalogador: Antigüedades Medievales

En el libro "El Convento de la Hoz. Diario de una investigación" de Carlos Santa Engracia encontramos más información sobre esta tabla, en él podemos leer a partir de la página 37:
[...] Tres tablas góticas procedentes de un retablo realizado por el Maestro de Santa María de la Hoz
Tres tablas góticas que formaron parte de un retablo, en su día presidido por una copia de de la imagen de "Virgen con el niño" conservada en Santa María del Popolo de Roma. Formaba parte del conjunto una tabla de San Juan Bautista exportada a Estados Unidos. Esta última tabla y la de la Magdalena se hallaban en origen a derecha e izquierda respectivamente de la tabla central, y las correspondientes a la Anunciación en la parte exterior, visibles cuando el retablo estaba cerrado. Se justifica así la colocación en ellas de las dos inscripciones en caracteres góticos alusivas al promotor, D. Esteban de la Hoz, protonotario apostólico: "Esta ymagen de Nra Señora enbio de Roma el señor protonotario Don Esteban de la Hoz que sancta gloria aya". Tres escudos completan la identificación del personaje hijo, de Don Alfonso González de la Hoz y Doña Catalina del Río, de ilustre linaje segoviano. La inscripción y escudo familiar se repiten en la tabla de San Juan Bautista.[...]
[...] la devoción de Esteban de la Hoz por "La Virgen con el Niño" de Jacopo Torriti, de la que ordenó hacer una copia para el retablo que presidía la capilla funeraria que su familia poseía en el monasterio de Santa María de la Hoz, término municipal de Sebúlcor, en la cuenca del río Duratón y cerca de Sepúlveda[...]

triptico-cerrado

[...] La temática elegida para el contexto funerario está plenamente justificada. Por una parte, la Anunciación inicia el misterio de la Redención y consecuentemente de la salvación, al aceptar la Virgen ser la Madre de Dios. El hombre entra en la Iglesia por medio del bautismo, de ahí que San Juan Bautista sea un buen intercesor en tal cometido. La tabla de la Virgen con el Niño es el punto focal de la intercesión ante Cristo para implorar la salvación, y sirve como ejemplo la pecadora Magdalena, que consiguió ser elevada al cielo por ángeles.[...]
[...]Se trata de una expléndida representación de la pintura castellana del último cuarto del siglo XV, para la cual se han encontrado paralelos en el Maestro de Segovia y el de las Once Mil Vírgenes. Modelos y convenciones estilísticas derivan de esquemas de Van der Weyden, plenamente asimilados por la corriente hispanoflamenca del centro de Castilla. El colorido es fuerte y seco, las figuras destacan plásticamente sobre los fondos de paisaje de tipo flamenco y los plegados de los vestidos son artificiosos. La Anunciación se atiene a fórmulas típicas del siglo XV, aunque con algunas peculiaridades iconográficas. El ángel, arrodillado, sostiene el cetro y la filacteria. Viste atuendo litúrgico: alba y estola que asoma bajo la capa. La Virgen, en idéntica actitud, gira el cuerpo para escuchar la salutación angélica en un descanso de su lectura del libro sobre un reclinatorio simplemente evocado. Dios Padre, de medio cuerpo y portador del globo, asoma por una ventana y emite un haz de rayos luminosos, parte de los cuales se prolonga en la figura de la paloma del Espíritu Santo, que planea sobre María. Sobre una mensulita descansa un florero con el ramo de azucenas. Una ventana, situada en la parte superior, horada el muro formando pendiente con la de la tabla de Gabriel.
La tabla de la Magdalena recoge la escena de la leyenda difundida por Jacques de Voragine, e identifica a la Magdalena con María, la hermana de Marta y Lázaro.[...]
[...] La escena recogida es la correspondiente a una de las asunciones de la santa al cielo, ayudada por dos ángeles. De tamaño superior a ellos, Magdalena, que peina larguísimos cabellos viste túnica rozagante y manto, bajo los cuales asoman los pies descalzos. En la parte superior, rodeado de nubes según las convenciones medievales, el Padre Eterno entronizado con tiara papal mantiene sobre las rodillas un libro en presencia de cuatro ángeles que entonan cánticos. El episodio hace su aparición en el arte del siglo XII en un bajorrelieve de la catedral de Autun y continúa hasta el siglo XIX, si bien alcanza su mayor popularidad en el arte de la contrarreforma.[...]
[...] La Desamortización ordenada por Mendizabal en 1835 provocó el desperdigamiento de estas obras, parte de las cuales se acaban de recuperar felizmente para España.
Súbelo a Google Plus

Uge

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 Personas han dejado sus comentarios:

Publicar un comentario