¿CAMINO DE SAN FRUTOS O RUTA DEL ÁGUILA IMPERIAL-SAN FRUTOS?

El camino de San Frutos ideado por el Adelantado de Segovia, diseñado por el ingeniero de montes Javier Oria, patrocinado por la Junta de Castilla y León (consejería de agricultura y ganadería) y la Diputación de Segovia, trata de rememorar la ruta que hizo Frutos, un visigodo del s. VIII, al desierto del Duratón y que siglos más tarde se convirtió en el Santo Patrón de la ciudad de Segovia. Pues bien, en mi opinión lo denominaría ruta del Águila Imperial-San Frutos, por el recorrido de varias de las etapas.
Este camino carece totalmente del rigor, tanto histórico, como de su leyenda, de su tradición y lo más importante como de su religiosidad.
Entérese, Señor Obispo de Segovia, de que este camino de religiosidad o espiritualidad tiene muy poco (solo en lo concerniente a la llegada a la Ermita) puesto que vulnera o
atenta en lo más sagrado de un cristiano como es la fe que tiene en sus Santos devotos al cambiar o alterar sus creencias, sus leyendas y sus tradiciones.
Bien es verdad que no existe ningún documento histórico que acredite o demuestre el camino que trazó y escogió el Santo desde Segovia, pero sí dice la tradición oral y cuenta la tradición escrita, que en Caballar los sarracenos decapitaron a los hermanos de San Frutos, San Valentín y Santa Engracia en su camino de regreso a Segovia.
En esas épocas las distancias solían ser agotadoras al efectuarlas la mayoría de las veces andando por lo que no hacían rodeos para ir a su punto de de destino. Además en Caballar existen unas cuevas que están llenas de grabados con multitud de símbolos cristianos, sobre todo cruces de época medieval, señal inequívoca de peregrinos cristianos que pasaban por esta villa. También está la Fuente Santa donde encontraron sumergidas las cabezas de los hermanos de San Frutos, en definitiva, Caballar, ante tantos razonamientos a su favor, debería ser el centro neurálgico del camino de Segovia a San Frutos, trazando una línea lo más recta posible desde Segovia, pasando por Caballar y acabando en San Frutos.

Texto enviado a La Web de Sebúlcor por:
Alberto Tejedor.
Súbelo a Google Plus

Uge

    Blogger Comment
    Facebook Comment

2 Personas han dejado sus comentarios:

  1. Se puede decir más alto, pero no más claro.
    Un saludo y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo Santi.
    Saludos.

    ResponderEliminar