LAS ÚLTIMAS HELADAS AMENAZAN CON LIQUIDAR UNA POBRE TEMPORADA DE SETAS

La escasez y tardanza en la llegada de las lluvias ha provocado que la actual campaña vaya a ser, según los expertos, “muy inferior” a la del año 2006, en el que se recolectaron grandes cantidades de boletus edulis, níscalos y setas de cardo.

Las heladas de los últimos días están amenazando con poner fin a la actual temporada de setas, considerada por varios expertos consultados por EL ADELANTADO como “mala” o “pobre”. “Aunque hay gente que ha cogido 50 kilos de níscalos, lo cierto es que este año está siendo mucho peor que 2006”, resumió Juan Antonio Soto, de la Sociedad Micológica Segoviana. “La temporada no se basa únicamente en los níscalos”, advirtió este aficionado, que se considera a sí mismo “un aprendiz de micólogo”. Tampoco está satisfecho Pedro Hernanz, de Navafría, un pequeño empresario que complementa su trabajo en un supermercado del que es propietario con la compra de boletus edulis a los seteros que los recolectan en los pinares de la Sierra de Guadarrama. “Ha habido ya dos heladas —señalaba en la tarde de ayer—, los pinos están arriba blancos, y posiblemente la temporada se cierre esta misma semana”.
A juicio de los entendidos, el principal motivo de la floja temporada es que la lluvia ha sido “escasa y tardía”. “Es fundamental que llueva a su debido tiempo y que el suelo esté caliente”, recuerda Soto, para luego añadir que esa situación no se ha dado, en general, en 2007.
Aunque para Soto lo más relevante, micológicamente hablando, de la provincia de Segovia es “la tremenda riqueza que hay en la Sierra de Guadarrama, en la que hay miles de especies”, es innegable que las tres que tienen mayor aceptación entre los segovianos son el níscalo, una seta típicamente otoñal de los pinares; la seta de cardo, que nace sobre raíces enterradas y podridas de cardo corredor existentes en prados; y el boletus edulis, propio de bosques de coníferas y calificado “de excelente calidad” por su sabor, lo que le hace muy cotizado.

Los veteranos seteros, como es el caso de Soto, estiman que el boom de la micología se produjo en Segovia hace una década. “Cada vez sale más gente a coger setas; todo el mundo tiene derecho a hacerlo; lo único que pido es que se respete la naturaleza”, manifiesta Soto, que avisa que en la provincia hay “algunas zonas en recesión”, debido a que “se han llegado a esquilmar”.
En Segovia, para aquellos que quieran iniciarse en el mundo de las setas, la Sociedad Micológica se reúne todos los lunes, de 20,30 a 22 horas, en el instituto María Moliner, atendiendo gratuitamente a todos los seteros que deseen realizar alguna consulta.

Setas de cardo con jamón y gambas.
Los prados de buena parte de la falda de la Sierra de Guadarrama suelen criar buenas setas de cardo. No es extraño, pues, que esta especie sea muy apreciada en la zona. La cocinera Encarna Contreras, de Rades de Pedraza, elabora un sencillo y, a la vez, exquisito plato denominado “setas de cardo con jamón y gambas”, utilizando como ingredientes un kilo de dicha especie de setas, 50 gramos de mantequilla, cuatro cucharadas soperas de aceite, dos cebollas “charlotas”, un diente de ajo, sal, pimienta y perejil, además de cien gramos de jamón serrano y cien gramos de gambas.
“Se ponen las setas en una sartén con cincuenta gramos de mantequilla y dos cucharadas soperas de aceite, durante diez minutos aproximadamente, a fuego lento, para quitarlas el agua.Mientras se “pochan” se hace un sofrito con la cebolla y el ajo. Y cuando ya está listo, se añaden las setas, el jamón y las gambas; aderezado todo ello con sal, pimienta y perejil. Finalmente, hay que dejar la cazuela otros diez minutos más a fuego lento”.

FUENTE:
EL ADELANTADO DE SEGOVIA
Súbelo a Google Plus

Uge

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 Personas han dejado sus comentarios:

Publicar un comentario