UN PASEO EN 1834 POR LAS CERCANÍAS DE LA HOZ Y SAN FRUTOS

Navegando por Europeana, la biblioteca digital europea, de acceso libre, que reúne contribuciones digitalizadas de reconocidas instituciones culturales de los 28 estados miembros de la Unión Europea, me encuentro un relato de Juan Manuel Ballesteros titulado "Un paseo por las cercanías de la Hoz y San Frutos" que inmediatamente capta mi atención. El relato está incluido en el tomo V de Minerva de la Juventud Española, la primera revista pedagógica de España, publicado en 1834.
¿Y quien fue Juan Manuel ballesteros? Lo primero que podemos leer en dicho tomo de la revista es que está escrita por él mismo, Juan Manuel Ballesteros, y se autodefine como "Individuo de la Real Academia de Ciencias naturales y de la Real Sociedad económica de amigos del país de Madrid : Sócio correspondiente de las Reales Academias de medicina y cirujía de Barcelona, Cádiz, Sevilla y Valladolid; Médico 2.° del Real Colegio de Sordo-mudos de esta Corte".

minerva


Ahondando un poco más por Internet, encuentro que Juan Manuel Ballesteros nació en Villaseca, Segovia, el 27 de mayo de 1794, cursó estudios de Gramática y Humanidades en Cuéllar y Berlanga y después de obtener el graduado en bachiller (1821) estudia cirugía, filosofía y agricultura, consiguiendo la licenciatura en Medicina en 1826. Ejerció como primer médico para la asistencia domiciliaria del barrio del Carmen Calzado (Valencia) y como médico honorario del Srmo. Sr. Infante D. Francisco de Paula Antonio (el menor de los hijos del rey de España, Carlos IV y María Luisa de Parma).
Entró como médico segundo al Colegio Nacional de Sordomudos de Madrid y el 9 de diciembre de 1821, fue nombrado profesor del colegio. El desempeño de su labor docente y sus publicaciones sobre el Reglamento del Colegio, Educación General, Educación Especial, organización del centro, llevaron a la Junta Directiva a nombrarlo subdirector y jefe de enseñanza el 17 de julio de 1833. En 1841 y 1855 fue comisionado a Francia, Alemania, Bélgica y Holanda a fin de conocer el estado de los centros educativos similares al de Madrid, elaborando sendas memorias al respecto. Del mismo modo presentó las experiencias del Colegio en las Exposiciones Universal de París (1867) y Nacional de Zaragoza, con sendas menciones especiales.
Para saber más sobre la biografía de Juan Manuel Ballesteros podéis ver esto.

En el relato, Juan Manuel Ballesteros, nos describe un paseo que realiza con dos de sus hijos por las Hoces del Duratón. Después de describirnos el paisaje que se presenta ante ellos, llegan a la orilla del Duratón donde se encuentran con un religioso que estaba pescando y que tras un breve intercambio de saludos se ofrece a enseñarles el Convento de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz. El relato lo adorna con una pequeña ilustración, muy idealizada, del Convento, en la que se ve un puente con el religioso y las dependencias del Convento de la Hoz en el lado izquierdo de este.

dibujito


A continuación, podéis leer el relato entero, que como podréis ver termina con un "Se continuará", lo que hace pensar que existe una segunda parte, la cual espero poder ofreceros próximamente.








Obras consultadas:
Minerva de la Juventud Española, Tomo V, recogido en Europeana Collections.
Un compromiso y aportación ejemplares - Juan Manuel Ballesteros y la educación de los jóvenes sordos y ciegos, recogido de la Fundación Dialnet. 
Súbelo a Google Plus

Uge

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 Personas han dejado sus comentarios:

Publicar un comentario