CASI 700 PAREJAS DE BUITRE LEONADO

Los agentes medioambientales han contabilizado este año un total de 694 parejas.

La colonia de buitre leonado (Gyps fulvus) del parque natural de las Hoces del río Duratón, la mayor de las existentes en España, continúa aumentando su número de parejas. Eso sí, a un ritmo lento. En la actualidad, el parque natural alberga un total de 694 parejas, lo que supone diez más que el año precedente.
Desde que la Junta de Castilla y León comenzó, a principios de los años 90, a censar el número de parejas en el parque natural, su población ha ido aumentado, de forma paulatina, a excepción de 2012.

Desde que se producen las primeras puestas, en el mes de diciembre, hasta que vuelan los últimos pollos, en el mes de julio, el agente medioambiental Sigifredo Sacristán, con el apoyo de su compañero Enrique Hernanz, controla la evolución de la colonia.
Este seguimiento de las parejas ha permitido conocer, con exactitud, el número de pollos que han conseguido volar, 319, idéntica cifra a la del año 2013.
En las Hoces del Duratón, los buitres leonados son tratados con mimo. Las electrocuciones de ejemplares de la especie ya han dejado de ser noticia —al menos en los límites de este espacio natural— ya que hace años se acometieron reformas en los tendidos eléctricos para evitar este problema. Como suele ocurrir, durante sus primeros vuelos, muchos pollos se precipitan al Duratón, pudiendo algunos de ellos se rescatados gracias a una piragua y, seguidamente, trasladados hasta el ‘Centro de Recuperación de Animales Silvestres’ (CRAS) de Segovia, dependiente de la Junta. Este año, el número de pollos rescatados ronda la veintena. Una vez concluida su recuperación, volverán a ser reintroducidos en las inmediaciones de donde fueron recogidos.
Fruto de su trabajo diario con los buitres leonados, estos dos agentes medioambientales han obtenido multitud de datos del comportamiento de la especie. Una de las curiosidades es su querencia a anidar en la parte baja del parque natural. “Mientras que en el entorno de Sepúlveda han criado bastante mal, han tenido más éxito en el tramo que va del Puente de Villaseca a San Frutos”, revela Sacristán.
Aunque, de momento, los agentes medioambientales no se atreven a dar una explicación a ese hecho, intuyen que podría influir la cercanía a los lugares de aprovisionamiento de carroña. A este respecto, Sacristán asegura que los buitres leonados “siguen teniendo problemas para obtener comida”, por lo que cada vez es más frecuente encontrarlos junto a los contenedores de las granjas, una imagen que no gusta a los naturalistas. “Se echa de menos la existencia de muladares donde puedan ir a alimentarse de animales muertos que llevan los ganaderos”, declara Sacristán, en consonancia con la petición de colectivos ecologistas y de los propios ganaderos.


FUENTE:
EL ADELANTADO.COM 
Súbelo a Google Plus

Uge

    Blogger Comment
    Facebook Comment

2 Personas han dejado sus comentarios:

  1. ¿Hay suficiente comida para todos?

    ResponderEliminar
  2. Parece que van a las granjas de cerdos a por los despojos.

    ResponderEliminar