LOS RECLUSOS DEL CENTRO PENITENCIARIO CUBREN LA ETAPA CABALLAR-SEBÚLCOR

La tercera etapa del Camino de San Frutos que los internos del centro penitenciario de Segovia están realizando culminó el pasado miércoles la etapa que une Caballar hasta Sebúlcor, con una distancia de 25 kilómetros que separa ambos pueblos segovianos. La primera parada obligada es en Muñoveros, y visitar la Iglesia Románica digna de contemplar, así como los restos del Comunero Juan Bravo, que según cuentan allí descansan.
El camino continua hasta Puebla de Pedraza, que discurre entre pinares y que les acompaña hasta la entrada al pueblo. Desde allí los peregrinos partieron dirección a la ciudad de Cantalejo, después de pasar por el "campo de golf" se coge el camino de Rebollo que nos introduce en dicha localidad, y siguiendo el camino continuaron hacia Sebúlcor, donde terminaron la etapa, considerada de dificultad media, por los kilómetros, pero no tiene ningún problema en la orografía.
El grupo de 14 peregrinos del centro penitenciario se suman así a la idea de EL ADELANTADO DE SEGOVIA, de fomentar el Camino de San Frutos y disfrutar de unas jornadas donde el contacto con la naturaleza, la convivencia entre los participantes, el contacto con las personas de los pueblos segovianos, hacen que la peregrinación sea una ocasión magnífica de trabajar y transmitir nuevas formas de afrontar la libertad para estas personas que están privadas de ella.


FUENTE:
EL ADELANTADO DE SEGOVIA
Súbelo a Google Plus

Uge

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 Personas han dejado sus comentarios:

Publicar un comentario