LA HOZ

hoz

Se halla este convento en Castilla la Vieja, en la provincia de Segovia, dista nueve leguas de esta ciudad, y de la villa de Sepúlveda dos leguas y media de muy áspero y fragoso camino: está el espresado convento en una profundidad extraordinaria; le cerca el río Duraton, tan ruidoso, que estrellándose en las peñas vivas, se abre
camino con tal fuerza, que causa terror por el estruendo que producen sus aguas al chocar con las breñas y peñascos disformes que á cada paso se desprenden: parece que el diluvio universal estrelló aquí toda su fuerza, desentrañando la tierra, por ser la profundidad que se descubre en el espacio de cuatro leguas continuas, de casi cien varas; cuya altura forma unas murallas que defienden al citado santuario. No se sabe el año de su fundación: tiénese por muy cierto haberse fundado primero en este sitio y lugar de Nuestra Señora de los Ángeles una casa y monasterio de Monges, donde siempre resplandeció la disciplina regular; los cuales poseyeron la dicha casa por mucho tiempo hasta la general invasión de España. Entonces los monges la desampararon, y los moros la destruyeron y robaron; así estuvo la dicha casa sin haber quien la habitase y morase mas de cuatrocientos años; la hermita quedó sola, y los señores Hoces procuraron consevar la iglesia, que fué siempre sepultura y entierro perpetuo de ellos, como la patentizan los sepulcros de piedra que se hallan dentro de la misma iglesia. Llamóse aquel antiguo monasterio S. Pantaleon de la Hoz.
En el año 1231 se restauró y se entregó á la religión de San Francisco, con el nombre de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz; por haberse aparecido la santísima imagen en la cima del risco que domina á doble elevación que el convento, en la que se colocó una cruz en el año de 1705, para perpetua memoria de donde fue la aparición: han estado habitando el repetido convento los religiosos Franciscanos hasta que fueron estinguidos; habiendose trasladado á  Nuestra Señora de los Ángeles á la parroquia de S. Justo y Pastor de la villa de Sepúlveda, por ser feligresa de la citada parroquia la patrona del repetido convento, doña María de los Ángeles Artacho; en cuya parroquia se venera y hace la función todos los años á la santísima imagen por la espresada su patrona.
Siempre hubo en el dicho convento treinta religiosos, lector y colegiales, porque mantenía continuamente curso de artes para la provincia; y á consecuencia del estado ruinoso en que se hallaba el convento, en el año 1848 fué demolido, no habiendo quedado mas que las paredes; y en pie la casa que con el nombre de Ochavo se halla unida á él.

Jose Pablo Pastor


Texto transcrito tal como aparece en el original.
Tanto el texto como la lámina han sido extraídos del número 16, con fecha 20 de abril de 1851 del Semanario Pintoresco Español, que está disponible en varias bibliotecas virtuales.
El Semanario Pintoresco Español fue una revista española que se publicó en Madrid con periodicidad semanal, fundada por Ramón Mesonero Romanos, el primer número salió a la venta el 3 de abril de 1836 y el último el 20 de diciembre de 1857. Constaba de 8 páginas y el precio de la suscripción era de tres reales.
Súbelo a Google Plus

Uge

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 Personas han dejado sus comentarios:

Publicar un comentario