NATURALEZA Y PAISAJE

A veces nos dejamos deslumbrar por la belleza que no lo es tal, ni tampoco reside en si misma, aunque si se concentra en ella y es que al igual que en el paisaje, las figuras más llamativas, más vistosas e incluso más soportables de ver son aquellas que nos embrujan por nuestros sentidos, el primero embrujado, nuestra vista, y los demás empiezan a comportarse llevados por este primer, digámoslo por que no, golpe de vista.
Pero utilicemos otros sentidos además de el de la vista y si nos acercamos con más detenimiento y analizamos en su interior nos daremos cuenta que esta belleza que antes creíamos que estaba como en exclusiva en esa imagen está compuesta por una serie de componentes, digámoslo así, que son los que crean la belleza de esta flor, pétalos, estambres,... y esa combinación de formas y colores es la que crea esa belleza. Tal vez órganos pertenecientes o componentes de la flor en cuestión o tal vez órganos alojados en la flor como parásitos de ella. Y es que, en su interior, cada órgano, cada célula es un mundo, o mejor aun un universo encerrado en si mismo.
Ampliemos más nuestra percepción, en esta otra imagen nos damos cuenta que no es una labor individual el ser tan bella, utiliza recursos exteriores para ser como nos deja ver que la veamos, el abejorro que la poliniza, la tierra que la da sustento, las hierbas y demás que al pudrirse le aportan alimento, el sol que le da la temperatura adecuada, el aire del que recoge su anhídrido carbónico para respirar, y ese contraste de colores que hacen que entre la verde hierba aun se luzca más, entre otros muchos que intervienen, y que nadie la haga sombra, solo los árboles que evitan que se marchite con los rayos del sol.
En esta otra imagen que vemos la ecuación es perfecta, todas las florecillas son iguales o similares, formando entre todas un equilibrado y bello espacio, el terreno es un poco más árido, las posibilidades de subsistencia son menores ¿adaptación? u ¿otras plantas no las dejan vivir en su entorno?
En resumen, analizando la naturaleza nos da sabias lecciones, ¿somos semejantes?, ¿tenemos paralelismos a esta naturaleza vegetal?¿nos comportamos como ella?
No es el caso de esta otra planta, recurso para sobrevivir al ser fea diseminarse lo más posible gracias a esos vientos que esparcen sus semillas al crear esa especie de parapente de pelusillas que vuelan y vuelan con el viento. Pero, ¿a quien le importa esta planta?





Un saludo a todos, Esca.
Súbelo a Google Plus

Uge

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 Personas han dejado sus comentarios:

Publicar un comentario