OTRO PASEO POR EL DURATÓN

La Fundación del Patrimonio Natural, dependiente de la Junta, crea una nueva ruta de senderismo, denominada “la Senda de la Vega”, de 4,5 kilómetros de recorrido.

El río Duratón, uno de los principales atractivos turísticos de la provincia de Segovia, cuenta con una nueva ruta de senderismo, denominada “la Senda de la Vega”, que va desde Burgomillodo hasta Carrascal del Río (4,5 kilómetros).
La Fundación del Patrimonio Natural de Castilla y León ha invertido 60.000 euros en el diseño y señalización de “la Senda de la Vega”, con cuya creación se pretende diversificar la oferta de rutas para el creciente flujo de visitantes que acude al parque natural de las Hoces del Duratón y su entorno.
Aunque “la Senda de la Vega” está fuera del parque natural, figura en la red de senderos de dicho espacio, ya que Carrascal del Río es uno de los términos municipales que forma parte de la Zona de Influencia Socioeconómica (ZIS) de las Hoces del río Duratón.
“La Senda de la Vega”, para la que no se exige autorización, comienza en Burgomillodo, una pedanía situada a los pies de la presa a la que da nombre y que hace de cierre a los límites del parque natural. Desde el puente de Burgomillodo, la senda discurre aguas abajo del Duratón, siempre por su margen izquierda. En su inicio, el caminante se encontrará con un pinar utilizado hace años para la extracción de resina; más tarde, con un bosque de ribera, con presencia de chopos, álamos, sauces, alisos, fresnos, majuelos, zarzamoras y juncos.
En cuanto a fauna, se pueden avistar buitres, águilas, cernícalos, halcones y garzas, además de otras aves más pequeñas como el ruiseñor, pito real, martín pescador, ánade real, lavandera blanca, petirrojo o abejaruco.
El itinerario cuenta con diverso mobiliario de madera y cinco paneles interpretativos sobre los valores naturales y etnográficos de la senda, al final de la cual aparece un molino harinero. Finalmente, y tras casi dos horas andando muy tranquilamente, el senderista llega al área recreativa de Carrascal del Río, punto de llegada del recorrido.
Desde la Fundación del Patrimonio Natural se valora que la dificultad de “la Senda de la Vega” sea baja. Aunque en cualquier época del año puede realizarse, posiblemente la estación en la que resulte más llamativa, por su colorido, sea el otoño.
“La Senda de la Vega”, que será próximamente homologada por la Federación de Montaña de Castilla y León con el número PR-SG-11, ha comenzado ya a recibir visitantes después de su entrada en funcionamiento en el mes mayo. “Se va a convertir en una buena alternativa de recreo para los turistas que lleguen a Burgomillodo y a Carrascal del Río”, se resume desde la Fundación del Patrimonio Natural.

FUENTE:
EL ADELANTADO DE SEGOVIA
Súbelo a Google Plus

Uge

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 Personas han dejado sus comentarios:

Publicar un comentario