FUENTIDUEÑA PEDIRÁ UNA AMPLIACIÓN DEL PARQUE NATURAL DE LAS HOCES DEL DURATÓN QUE INCLUYA SU RIBERA DEL DURATÓN

La Comunidad de Villa y Tierra persigue una protección del cauce del río y su entorno pero sin que ello suponga restricciones a las actividades que desarrollan en este espacio sus pobladores.

La Comunidad de Villa y Tierra de Fuentidueña se dispone a solicitar a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta una ampliación del parque natural de las Hoces del Duratón que incluya en este espacio protegido las riberas del río aguas abajo de la presa de Burgomillodo, según informó el presidente de esta histórica entidad, José María Bravo, quien también advirtió que en caso de que los informes técnicos desaconsejen aprobar tal petición reclamará el establecimiento de otra figura de protección que sea compatible con las actividades que tradicionalmente se han estado desarrollando en la comarca.
El Duratón, eje vertebrador de la Comunidad de Villa y Tierra de Fuentidueña, ha sufrido, en palabras de Bravo, “una importante degradación en pocos años”, un proceso causado, a su juicio, por la inexistencia de medidas de conservación de este espacio. Bravo recordó, por citar dos ejemplos, la afluencia masiva de piraguas al embalse de Las Vencías cuando se satura el cupo establecido en el parque de las Hoces del río Duratón o el peligro que entraña la zona de baño de “La Serranilla”, que no cuenta con medidas de vigilancia.
“Soportamos casi el 90% del turismo activo de la comarca, y ello requiere dotar a nuestro espacio natural de una normativa y de unos servicios que ahora no tiene”, manifestó Bravo, molesto con las situaciones que se suceden en el pueblo donde es alcalde, San Miguel de Bernuy, en el que no resulta extraño que los piragüistas se cambien de ropa en el cementerio.
“No podemos estar hablando de turismo de calidad cuando no tenemos instalaciones adecuadas para atender a los visitantes”, lamentó el regidor, que también mencionó los problemas que deben asumir los ayuntamientos y vecinos de la zona, como cuando tuvieron que limpiar el Duratón de los cadáveres de 14.000 kilos de barbos que murieron, según un informe técnico, como consecuencia de una enfermedad.
Bravo, que insistió en que la orografía de estas hoces septentrionales del Duratón es “similar” a las del parque natural y que este río, en su paso por la Comunidad de Villa y Tierra de Fuentidueña, alberga una importante colonia de buitre leonado, reconoció haber mantenido ya contactos con la secretaria general de Medio Ambiente, Ana Quiñones, antes de presentar la solicitud a la Consejería que dirige María Jesús Ruiz, extremo que se producirá antes de mediados de 2008.
“No pararemos hasta conseguir una protección de esta zona, una auténtica joya natural de la provincia, pero no queremos que ello suponga restricciones a los habitantes”, concluyó Bravo.
La consecución de una “etiqueta” de protección contribuiría a impulsar el sector turístico de la comarca.
Beneficios:
La declaración de un espacio como parque natural, supone, amén de diversas restricciones, un indudable impulso turístico a la comarca, ya que desde ese momento la Junta de Castilla y León se encarga de su promoción en infinidad de soportes. En la actualidad, el parque natural de las Hoces del río Duratón es el segundo más visitado de Castilla y León, únicamente superado por el de Sanabria. Por ello, Bravo confiesa que “venderíamos mejor la comarca si lográramos la etiqueta de parque natural”.
Visitantes:
Las estimaciones apuntan que, en 2007, por el lugar más emblemático del parque natural de las Hoces del Duratón, la ermita de San Frutos, pasaron cerca de 250.000 personas. La Casa del Parque, ubicada en la iglesia de Santiago de Sepúlveda, sigue siendo una de las más visitadas de toda la red regional. Mientras, el parque natural de las Hoces del río Riaza, de más reciente declaración, todavía no ha conseguido captar una cifra tan alta, habiendo sido visitada su Casa del Parque en 2007 por cerca de 8.000 personas.
Protección:
El Duratón cuenta con varias figuras de protección a lo largo de su cauce. Entre ellas, dos LIC (Lugares de Importancia Comunitaria), que protegen el río desde su nacimiento en la Sierra hasta la presa de Burgomillodo (Carrascal del Río). Además, el parque natural de las Hoces del Duratón es ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves). Por el contrario, el Duratón a su paso por la Comunidad de Villa y Tierra de Fuentidueña no cuenta con ninguna figura de protección ambiental.

FUENTE:
EL ADELANTADO DE SEGOVIA
Súbelo a Google Plus

Uge

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 Personas han dejado sus comentarios:

Publicar un comentario