DENUNCIAN UN POSIBLE ENVENENAMIENTO DE ANIMALES PROTEGIDOS

Un grupo de naturalistas pertenecientes al Fondo Amigos del Buitre (FAB) descubrieron hace unos días varios animales muertos en un muladar de Valdesimonte y en sus alrededores. Entre ellos había varias especies protegidas, porque, entre los ejemplares encontrados, contabilizaron seis zorros, dos milanos, cuatro cuervos, una grajilla y una cigüeña. Según los especialistas, el estado en que se encontraban los cadáveres revelaba que murieron hace tres o cuatro meses, todos aproximadamente en las mismas fechas.
Los naturalistas regresaron al día siguiente con el objetivo de hacer una batida del terreno en busca de más víctimas de un caso que, por las circunstancias que lo rodean, parece de envenenamiento, según los expertos. «Al llegar al muladar comprobamos que era frecuentado por gran cantidad de especies como milanos reales, buitres leonados y negros, cuervos, cornejas, urracas, grajillas y cigüeñas», apuntan los representantes del FAB, que inmediatamente dieron aviso a los agentes del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia de la Junta de Castilla y León, que acudieron en dos coches. Uno de ellos, el guarda mayor, aseguró que se trataba de cazadores, que tras un descaste, habían depositado allí los zorros, según el testimonio de los naturalistas. Sobre las rapaces dijeron que habían sido atacadas por los zorros.

Queja.
Los denunciantes, entre ellos Juan José Molina Pérez, que es quien encabeza el comunicado, quedaron disconformes con la explicación que recibieron de los agentes, pues están convencidos de que hay indicios que apuntan a que los animales fueron víctimas de un envenenamiento que, al menos, debe ser investigado por la autoridad competente.
«Los agentes dieron muestras de estar poco enterados, ya que aseguraron que no se podía analizar si se trataba de veneno después de tanto tiempo muertos, cosa con la que nos estamos de acuerdo los miembros del Fondo Amigos del Buitre, ya veteranos en estos menesteres». Por ello, censuran la actitud de los funcionarios, quienes, en su opinión, no se tomaron en serio el asunto después del aviso recibido. «¿Para qué sirve un protocolo de recogida de cadáveres si luego no se aplica?».
Los denunciantes obtuvieron varias fotografías de los cadáveres encontrados. Quieren que la Administración tome cartas en el asunto y analice si la causa de las muertes es el envenenamiento.

FUENTE:
EL NORTE DE CASTILLA
Súbelo a Google Plus

Uge

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 Personas han dejado sus comentarios:

Publicar un comentario