LOS GANADEROS, PREOCUPADOS POR LOS ATAQUES DE LOS LOBOS

COAG celebró en la localidad una asamblea informativa sobre el Plan de Gestión del Lobo, en la que los profesionales mostraron su desacuerdo con el mismo.

COAG, agrupación sindical agraria a la que están vinculados numerosos agricultores y ganaderos de la comarca, celebró en el salón de actos del centro cultural de Cantalejo una asamblea informativa para explicar a los ganaderos en qué consiste el nuevo Plan de Gestión del Lobo, propuesta que ha sido elaborada por la Junta de Castilla y León con el fin de dar solución al problema planteado por los numerosos ataques de lobos a los rebaños de ovejas que se producen cada vez con mayor frecuencia en la región.
Igualmente, la intención de los organizadores de la asamblea era la de recoger opiniones y sugerencias de los ganaderos al respecto de este plan de gestión, para poder llevarlas a la mesa de negociación, cuando sean convocados por la administración.
En la asamblea, a la que acudieron alrededor de unos sesenta ganaderos de la zona, se puso de manifiesto la preocupación y el malestar del sector por los continuos ataques a que están siendo sometidos sus rebaños en las últimas fechas, temor que se ve acrecentado porque dichos ataques se producen cada vez con más frecuencia, en zonas cercanas a núcleos de población y sin que se atisbe una solución al mismo, trayendo consigo importantes pérdidas económicas.

Propuestas
El Plan de Gestión del Lobo presentado por la Junta de Castilla y León propone soluciones para evitar los ataques de los lobos a las ovejas, además de estudiar la forma de indemnizar a los ganaderos en los casos en que se produzcan dichos ataques.
Para el primero de los casos, sugiere el plan la adquisición, por parte de los ganaderos, de perros mastines, encargados de la vigilancia del ganado, así como la instalación de cercados protectores. Contempla el plan de gestión la concesión de subvenciones para ambos supuestos. Respecto a las indemnizaciones, propone la administración que los ganaderos suscriban seguros que corran con las pérdidas ocasionadas por los ataques.
Los ganaderos no están de acuerdo con las propuestas, ya que afirman que no son soluciones viables, pudiendo incluso agravar la situación; por ejemplo, la adquisición de mastines, puede acarrear que los animales ataquen a otras personas que estén paseando por el campo. Respecto a las indenmizaciones, piensan que debe ser la administración la que corra con esos gastos, mediante el llamado pago patrimonial, ya que es dicha administración, según ellos, la interesada en que haya lobos en el campo.
En cualquier caso, los ganaderos afirman que lo que ellos quieren es que no haya lobos y que si los hay, estén localizados y controlados, donde no ataquen a sus ganados y que, si estos ataques llegan a producirse, sea la administración la que abone las pérdidas.

FUENTE:
EL ADELANTADO DE SEGOVIA
Súbelo a Google Plus

Uge

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 Personas han dejado sus comentarios:

Publicar un comentario