EL PARQUE DE LAS HOCES DEL DURATÓN RECIBE UN PROYECTO "LIFE"

Concedido por la Unión Europea a la Consejería de Medio Ambiente, su objetivo es el mantenimiento de los hábitas, la flora y fauna silvestre del parque natural.

La delegación territorial de la Junta de Castilla y León presentó ayer el proyecto Life concedido por la Unión Europea a la Consejería de Medio Ambiente, que se destinará a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestre del parque natural de las Hoces del río Duratón, y en particular, de la red europea Natura 2000 establecida en esta última directiva.
El objetivo de este proyecto es contribuir de forma significativa al desarrollo de un modelo de gestión de referencia para otros espacios naturales que formarán parte de la futura red Natura 2000, mediante la restauración de hábitats degradados y la conservación de áreas estratégicas de reproducción de especies de interés especial.
Una de las principales amenazas para los hábitats del parque natural, según la Junta, es el carácter privado de la práctica totalidad de sus terrenos y la enorme fragmentación de los mismos, lo que dificulta las actuaciones. Aproximadamente un 60 por ciento de la superficie es de propiedad privada y el 40 por ciento restante de propiedad municipal. La administración confía en incrementar la superficie pública en 64 hectáreas.
La desaparición del bosque fluvial en el fondo del cañón del río Duratón es otra de las carencias del parque. Se encuentra degradada y enormemente reducida por la sustitución de plantaciones de chopos de producción de madera. La Junta espera recuperar 14 hectáreas de bosque aluvial residual, considerado como hábitat de interés prioritario.
El análisis refleja asimismo una fuerte exposición a la erosión en laderas y parameras. Se pretende efectuar un control de la erosión en una superficie de nueve hectáreas, mediante la recuperación de la vegetación climática de laderas y parameras, constituida por bosques abiertos de enebral-sabinar.
El parque natural de las Hoces del río Duratón constituye el segundo área de nidificación de la alondra de Dupont. La roturación de terrenos producida en el parque reduce el hábitat de esta ave, aunque en los últimos años se ha notado un incremento de su población según los estudios de 1992 y 1995. A través del proyecto Life se pretende una recuperación del hábitat de distribución de esta ave en una superficie de 41 hectáreas.
Por otro lado, el visón americano es un mustélido introducido en España para la obtención de pieles, como consecuencia de las fugas masivas de las granjas que se ha extendido con rapidez por los ríos españoles. Esta expansión genera condiciones negativas para la nutria, ya que comparte refugios y alimentos.
La Junta espera reducir, y, si es posible, suprimir completamente la población de visón americano en el parque natural. Esta acción permitirá controlar la expansión de esta especie invasora y potenciar al mismo tiempo la población de nutria.
La proximidad de grandes ciudades como Madrid y Valladolid dan lugar a que la afluencia de visitantes, que alcanza máximos en periodos vacacionales, sea contínua a lo largo de todo el año. De forma cuantitativa, se estima que la Casa del Parque ubicada en Sepúlveda recibe en torno a 55.000 visitantes al año, y el recinto del parque unos 250.000.
Con el objetivo de recuperar el mayor número de pollos caídos al cauce desde los cantiles para su curación en el centro de recuperación de animales salvajes y posterior introducción en su medio, se espera fomentar una conciencia de conservación entre los usuarios del río, de modo que sientan el parque natural como algo propio. Se difundirán valores naturales de la zona y de la importancia de su conservación, junto con una regulación eficaz del uso público en las zonas más sensibles.
El parque natural de las Hoces del río Duratón está localizado en el nordeste de la provincia de Segovia. Sus 5.037 hectáreas están comprendidas entre los términos de Sebúlcor, Carrascal del Río y Sepúlveda. El eje del parque natural lo constituye el río Duratón, caracterizado por su discurrir meandriforme, encajado entre cantiles que salvan bruscamente el desnivel existente entre la paramera y el lecho actual, con alturas que superan los 70 metros en algunos puntos. Existe un paisaje con tres zonas claramente diferenciadas: las parameras, caracterizadas por la presencia de afloramientos rocosos en forma de placas horizontales y una pobre y austera vegetación; los cortados, definidos por el proceso de karstificación en los que abundan especies de rapaces; y el bosque de ribera en el fondo del cañón, con numerosas plantaciones para producción de madera

FUENTE:
EL ADELANTADO DE SEGOVIA
Súbelo a Google Plus

Uge

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 Personas han dejado sus comentarios:

Publicar un comentario