A VUELTAS CON EL LOBO

Los expertos estiman que en Segovia hay “más de cinco manadas” y que su población acabará estabilizándose.

Casi siete años después de que los biólogos Juan Carlos Blanco y Yolanda Cortés comprobaran que un lobo, bautizado como Nelson, había abandonado su manada, al sur de Valladolid, para establecerse en el norte de Segovia, esta especie emblemática de la fauna española ha recolonizado la provincia. Los recientes hallazgos de un lobo atrapado en un cepo, en Miguelañez, y de otro ejemplar atropellado, en las cercanías de Duruelo, confirman el dato.
Pero, actualmente, ¿cuántas manadas de lobos hay en tierras segovianas?. Blanco indica que la cifra sufrió un “claro aumento” desde 1998, cuando constató la presencia de una manada [la de Nelson], hasta 2001, año en que estimó que el número era de cinco. Desde esa última fecha, este investigador no ha realizado estudios en Segovia, por lo que considera “aventurado” dar una cifra actual. Eso sí, reconoce que “todo parece indicar que cada vez hay mayor presencia en la falda de la Sierra [de Guadarrama]”.
Por otra parte, fuentes de la “patrulla lobera” de Segovia [dependiente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta] han admitido que trabajan “con la hipótesis de que en la provincia haya actualmente más de cinco manadas”. Un cálculo coincidente con el del naturalista Luis Mariano Barrientos, que cree que “posiblemente” vivan ahora en Segovia “unas 6 ó 7 manadas”.
Los expertos consultados por EL ADELANTADO subrayan que esta recolonización de la provincia está siendo “lenta pero segura”. En la zona norte está constatada su presencia y su reproducción. En la Sierra de Guadarrama queda por comprobar si alguna manada ha criado. “Podría ser”, dice lacónico Barrientos; mientras Blanco piensa que en la zona sur “todavía no hay manadas reproduciéndose”, creencia a la que llega por la inexistencia de ataques a ganado vacuno suelto.
Tanto Barrientos como Blanco destacan que la presencia del lobo “no está creando grandes conflictos en Segovia” y que su densidad de población es “baja”. Barrientos recalca además que, en numerosas ocasiones se achacan al lobo ataques producidos por perros. “No se ha explicado convenientemente cómo han llegado los lobos”, lamenta Barrientos, quien considera “necesaria” una campaña informativa sobre la expansión natural de la especie, ya que “muchas personas siguen creyendo que la Junta ha echado lobos al campo”.
Blanco también recalca que llegará un momento en que la población se estabilizará. “Cuando vean que el territorio está ocupado, se expandirán hacia el sur o la población se autorregulará”, asegura este biólogo, que descarta que el número de manadas “crezca y crezca, como temen los ganaderos”.
Para aminorar los daños en las zonas más conflictivas, el director general de Medio Natural de la Junta, Mariano Torre, anunció hace dos meses su disposición a autorizar a la “patrulla lobera” segoviana que abatiera dos ejemplares. “Vamos a ir de uno en uno, y si hiciera falta un tercero, también”, manifestó.
Con el objetivo de probar métodos de prevención de daños al ganado, este mes ha comenzado su actividad un programa Life financiado por la Unión Europea, denominado “Coex” (de coexistencia), dirigido por Yolanda Cortés y que inicialmente se ciñe a Salamanca, Ávila y Soria. “Hasta que se descubran nuevas técnicas, lo mejor es encerrar a las ovejas por la noche, si es posible con presencia de mastines, y en el caso de ganado vacuno de la Sierra, recoger a las crías de menos de un mes, que es su periodo crítico”, concluye el biólogo Juan Carlos Blanco.

FUENTE:
EL ADELANTADO DE SEGOVIA
Súbelo a Google Plus

Uge

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 Personas han dejado sus comentarios:

Publicar un comentario