MEDIOAMBIENTE AUTORIZA LA LÍNEA ELÉCTRICA DE LA PLANTA DE PURINES

La resolución coincide con la sentencia que posibilita evacuar en el municipio.
Los alcaldes afectados se reunirán con Fenosa para estudiar posibles soluciones.

La Delegación Territorial de la Junta ha resuelto autorizar la línea eléctrica de la planta de cogeneración y tratamiento de purines de Turégano para evacuar su energía eléctrica en la subestación de Fenosa en Cantalejo.
En base al estudio realizado por la Comisión Territorial de Prevención Ambiental entre tres posibles trazados, la declaración impone en todo caso una serie de medidas preventivas, correctoras y compensatorias que deben llevarse a cabo y que deberá estudiar la empresa promotora, Desimpacto de Purines Turégano S.A., del grupo Guascor, para llevarla a cabo.
Además, los promotores deberán tener en cuenta la nueva posibilidad abierta tras una sentencia judicial según la cual también puede evacuar en la subestación que tiene Fenosa en Turégano y que fue la primera opción manejada. Sin embargo, la oposición surgida entre los vecinos de la localidad y, por ende, del propio Ayuntamiento, que denegó la licencia de obras para ampliar la subestación, llevó a buscar otra alternativa que ahora ha superado el trámite ambiental.
Ahora abiertas las dos posibilidades, los alcaldes de los pueblos afectados por la nueva línea eléctrica —Muñoveros, Puebla de Pedraza, Cabezuela, Cantalejo y Sebúlcor— se reunirán con los responsables de Fenosa para estudiar las soluciones a la evacuación de energía, problema que tiene paralizada la planta desde que se finalizara hace más de cuatro años y donde se invirtieron más de más de 8,5 millones de euros.
Los primeros cálculos apuntan que la nueva línea de 15,5 kilómetros de longitud entre la planta y Turégano, tendría un coste de más de 600.000 euros, que podría incrementarse con las medidas correctoras que exige la declaración de impacto ambiental. Entre ellas figura la de soterrar la línea en el trazado que esté a menos de 500 metros del casco urbano de Muñoveros, colocar salvapájaros, ejecutar las obras en épocas de baja incidencia para la fauna, y disponer de autorización del Servicio de Medio Ambiente cuando se trate de talas o podas de árboles. Además deberán comunicar la posible localización de restos arqueológicos.
Ahora, la empresa, Fenosa y los alcaldes deberán mostrar su postura. Algunos ayuntamientos, como el de Muñoveros, ya han expresado su oposición a la solución de la línea eléctrica hasta Cantalejo.

FUENTE:
EL ADELANTADO DE SEGOVIA
Súbelo a Google Plus

Uge

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 Personas han dejado sus comentarios:

Publicar un comentario