CONCLUSIONES DE LA JORNADA SOBRE LOS DAÑOS DE LOS LOBOS

Ganaderos y Medio Ambiente cuestionan la retirada de cadáveres animales.

La Consejería de Medio Ambiente estudia la posibilidad de sacrificar algunos ejemplares de lobos como forma de controlar la población de estos animales salvajes, al sur del Duero, donde está considerada una especie protegida, pero que causa daños a la ganadería.
Así lo indicó el técnico de la Consejería de Medio Ambiente, Ignacio Molina García, quien ya había apuntado dicha posibilidad en el simposium celebrado el año pasado en Segovia. En su intervenció explicó que la medida se enmarca detro del Plan de Gestión del Lobo, un documento en el que participan todas las partes implicadas pero que no está previsto que se apruebe de forma inmediata dado el conflicto de intereses. Mientras tanto, anunció que para eliminar problemas, la Junta ha autorizado el sacrificio de unos siete y ocho ejemplares, de los que dos estarían en la provincia de Segovia, y de cuyo abatimiento se encargarán patrullas especializadas.

Cadáveres
En el mismo encuentro, celebrado en el salón de actos del Ayuntamiento de Cantalejo y organizado por el sindicato agrario Coag, los representantes de las organizaciones ganaderas y de la Consejería de coincidieron en poner en entredicho la normativa sobre la Recogida de Cadáveres Animales para mantener la gestión del lobo en la región.
Esta fue una de las conclusiones a las que se llegó en la mesa redonda de clausura. Tanto el presidente de Coag en Ávila, Jesús Muñoz, como el técnico de la Consejería de Medio Ambiente, Ignacio Molina García, señalaron que junto con el control de los individuos la modificación de la normativa que obliga a eliminar los cadáveres de la ganadería extensiva, podría aportar alimento a los lobos y con ello reducir los ataques a los rebaños. Esta eliminación de los cadáveres se puso en marcha con el mal de las "vacas locas", por lo que desde entonces es preciso incinerar todos los animales muertos.
En el encuentro la organización agraria propuso otras reclamaciones como el que la Administración asuma la indemnización de los daños, lo que, según la Junta, ya lo hacen y además Castilla y León es la única región que paga el lucro cesante, según recordó el jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente en Segovia, Rodrigo Suárez.
El responsable del Servicio de Agricultura y Ganadería, José Martín Sánchez, dijo que la Consejería "es sensible" a estos problemas y señaló que lo ideal es "llegar a un punto de equilibrio entre ganaderos y defensores del medio ambiente".
Desde Coag también reclamaron, entre otras medidas, la eliminación de la obligatoriedad de suscribir un seguro para tener acceso a las ayudas oficiales, así como que la recogida de los cadáveres que se producen por los ataques de lobos sean asumidos en su integridad por la Administración.

FUENTE:
EL ADELANTADO DE SEGOVIA
Súbelo a Google Plus

Uge

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 Personas han dejado sus comentarios:

Publicar un comentario